La Data

MUNDO

VOLCÀN EN ERUPCIÒN

Volcán en erupción: miles de evacuados y temen lluvia ácida.

Las lenguas de lava del volcán Cumbre Vieja, que entró en erupción el domingo en la isla española de La Palma, ya provocaron la destrucción de un centenar de casas y la evacuación de unas 5500 personas. Por la tarde, los ríos incandescentes ralentizaron su avance y no llegaron al mar anoche, como se preveía. El contacto con el agua podría suceder finalmente hoy: el gran temor es a la lluvia ácida que podría provocar ese hecho.

Un portavoz del |gobierno canario aseguró por la tarde que «el movimiento lávico es bastante lento, es bastante más lento de lo que era inicialmente», añadió.

«No tenemos que lamentar ninguna pérdida humana ni daños personales, yo creo que esa es la mejor noticia», dijo Ángel Torres, presidente del gobierno regional del archipiélago canario.

Sin embargo, la erupción, la primera que se registra en esta isla desde 1971, provocó daños y forzó a 5500 vecinos a dejar sus casas desde que comenzó en la tarde del domingo.

Vale mencionar que a cuando la lava caliente hierve el agua del mar, se pueden dar una serie de reacciones químicas y físicas que provocan unas columnas de neblina ácida que puede ser tóxica. Además, se pueden producir explosiones capaces de escupir rocas a más de 200 metros y olas a altas temperaturas que penetran en la tierra.

Vale mencionar las impresionantes columnas de lava arrasaron árboles, invadieron rutas y lograron penetrar en casas, tal y como muestran varios videos publicados en las redes sociales. «Esa lengua de lava engulle todo lo que va encontrando a su paso», describió Mariano Hernández Zapata, presidente del gobierno local de La Palma, en Televisión Española.

Según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), a más 1.000 °C, las coladas de fuego avanzan a una velocidad media de 700 metros por hora.

El Cumbre Vieja arroja columnas de humo de varios cientos de metros de altura y entre 6000 y 9000 toneladas de dióxido de azufre al día, de acuerdo al instituto. El humo no provocó hasta ahora el cierre del espacio aéreo.

Facebook
Instagram
WhatsApp